Cuando el mundo giró en torno a Cádiz

Diputación de Cádiz y Fundación Cajasol.

2017

Mucho más que la guía de una exposición, este libro narra de forma pormenorizada y con rigor histórico todas las circunstancias; históricas, sociales, políticas, urbanísticas, económicas… que rodearon el traslado en 1717 de la Casa de la Contratación a Cádiz desde Sevilla, y el enorme impacto que ello supuso para la capital gaditana y su bahía que vivieron una auténtica “edad de oro”. Con gran profusión de imágenes y reproduciones de todo tipo de documentos de la época, el libro es un auténtico referente para todos los interesados en dicha etapa histórica.

 

Anuncios

“El Arpista Ciego”. Terenci Moix

Planeta, 2002

Una deliciosa historia surrealista, irreverente, erótica, divertida, que nos “baja de las nubes” el Antiguo Egipto para mostrarnos a faraones, sacerdotes e incluso dioses, como lo que en realidad eran, y somos todos, personajes de la vida cotidiana con nuestros defectos, virutdes, pasiones, aficiones, envidias, deseos… Una fantasía del reinado de Tutankhamón que ningún amante del Egipto faraónico debería perderse, ni ningún amante de la buena literatura, la de verdad, la de los Escritores con mayúsuculas.

“Leer la Pintura”. Nadeije Laneyrie – Dagen.

Habitualmente el primer foco de atención de un libro nos lo suele ofrecer su título, en otras ocasiones es su autor, en otras su portada. En el caso de la obra que nos ocupa, si tratamos de deducir su contenido a través del título, probablemente, nos estaremos equivocando. Es la editorial, la mítica editorial, la que nos da la clave: Larousse.

Efectivamente, más que un cómodo manual que nos ofrece un guión para leer una obra de arte y sorprender con nuestra sapiencia a nuestros amigos, como cabría pensar, se trata de una obra densa, muy elaborada y plagada de datos. Una obra, como es propio de su editorial, enciclopédica.

Visto esto, no recomiendo este libro para una lectura “seguida”, incluso a los muy interesados por la pintura se les puede hacer muy cuesta arriba, doy fe. Además, lo reducido de su letra y el contínuo cambio de páginas al que nos vemos obligados para buscar las obras referenciadas tampoco facilitan las cosas. Sin embargo, como libro de consulta al que acudir en busca de todo tipo de información acerca del mundo de la pintura, díria que es una obra casi imprescindible.

Se trata de diversos recorridos por la Historia de la pintura mediante seis hilos conductores:

  • El Carnet de Identidad.
  • El tema.
  • La Composición.
  • El Dibujo y el Color.
  • La Figura.
  • Los Estilos.

Un pormenorizado índice nos ayudará a buscar la información deseada y si queremos profundizar en algún aspecto encontraremos una magnífica y amplísima bibliografía. También encontraremos una gran abundancia de imágenes que guardan una correcta relación con el texto.

Un libro indispensable, pero mejor en el despacho que en la mesita de la noche.

“Mis Pinturas Favoritas”. Fernández Arévalo, J.A.

Mis Pinturas Favoritas. (Historia y Arte en la Pintura de Van Eyck a Goya)

Juan Antonio Fernández Arévalo.

Editorial Círculo Rojo. 2015.

     Juan Antonio Fernández Arévalo vuelca toda su experiencia docente en esta colección de pinturas que ofrece al lector de  forma amena y concisa. Pocas serán las obras que el amante del arte eche en falta en la lista de Fernández Arévalo. Obviamente no están todas las que son, pues es imposible, ni quizás sean todas las que están, es cuestión de gustos, pero sin duda es un compendio más que aceptable, especialmente para todos aquellos que se inicien en el mundo del estudio del arte, pues esa, en mi opinión es la gran virtud de este libro, su carácter pedagógico.

     Cualquier estudiante de Historia del Arte debería hacerse con un ejemplar de Mis Pinturas Favoritas , pues cada obra es analizada, como académicamente tiene que hacerse, siendo este punto explicado por el autor en el primer capítulo: tema, autor, técnica, composición, perspectiva, etc…

     “Masperosinembargo” lamentablemente el autor, a mi entender (pues es mi opinión la que les ofrezco), comete un fallo que emborrona el libro, que entorpece el desarrollo de esa clase magistral que nos ofrece. En más ocasiones de las deseadas nos ofrece su opinión personal y subjetiva sobre cuestiones políticas, religiosas o de otra índole que poco o nada tienen que ver con un comentario artístico. Por supuesto que las cuestiones mencionadas son fundamentales en la génesis de cualquier obra, pero estas debe ser mostradas de forma imparcial, al menos tanto como sea posible. No se trata de si se estoy de acuerdo o no con esas opiniones, simplemente son comentarios que “distraen” del objetivo principal de conocer la obra, al menos así me ocurrió a mi durante la lectura.

     Pese a ello, insisto, recomiendo este libro para cualquiera que se esté iniciando en el estudio de la Historia del Arte y también para los que ya tienen ciertos conocimientos pues “nunca se sabe todo de nada”.